Lectura en frío

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar

La Lectura en frío es una técnica utilizada para convencer a otra persona que el lector conoce mucho más sobre un tema de lo que realmente sabe. Incluso sin ningún conocimiento previo de una persona, un practicante puede obtener rápidamente una gran cantidad de información sobre su sujeto analizando cuidadosamente el lenguaje corporal, su ropa o moda, su estilo de peinado, su sexo, su orientación sexual, su religión, su raza o origen étnico, nivel de educación, manera de hablar, lugar de origen, etc. Esta téncica también se le conoce como perfilar. Los perfiladores comúnmente emplean especulaciones de alta probabilidad sobre el sujeto, recogiendo rápidamente señales de sus sujetos sobre si sus conjeturas van en la dirección correcta o no, y luego enfatizando y reforzando cualquier y todas las conexiones casuales que su sujeto reconozca mientras rápidamente deja atrás sus equivocaciones con la intención que eventualmente su sujeto recuerde solo los pocos aciertos y olvide los muchos errores.


Procedimiento Básico

Antes de comenzar la lectura, el perfilador suele tratar de evocar la cooperación de su sujeto diciendo algo como "yo frecuentemente veo imágenes que no son muy claras y las cuales a veces significan más para usted que para mí; sí usted me ayuda, juntos podremos descubrir nuevas cosas de usted." Uno de los elementos más cruciales de una lectura en frío convincente es un sujeto ansioso de hacer conexiones o reinterpretar afirmaciones vagas en cualquier forma que pueda ayudar al perfilador aparentar haber hecho predicciones o intuiciones específicas.

Después de asegurarse la participación del sujeto, el perfilador hará un número de afirmaciones o preguntas de sondeo, comúnmente utilizando variaciones de los métodos aquí descritos. El sujeto entonces revelará información adicional con sus respuestas (ya sean verbales o no verbales) y el perfilador podrá continuar de ahí, siguiendo las líneas de investigación más prometedoras y rápidamente abandonando o evitando las menos productivas. En general, aunque solo alguna información viene del perfilador, la mayoría de las afirmaciones o hechos vienen del sujeto mismo, y son entonces refinados y reafirmados por el perfilador con el propósito de reforzar la idea que es el perfilador quien está haciendo afirmaciones correctas por el mismo.

Aún las pistas más sutiles como los cambios en las expresiones faciales o el lenguaje corporal, pueden indicar si una línea de cuestionamiento en particular es efectiva o no. Combinando las técnicas de lectura en frío con información obtenida secretamente (también llamada "lectura en caliente") el perfilador puede dejar una fuerte, pero falsa, impresión que sabe o tiene acceso a una gran cantidad de información sobre el sujeto. Debido a que la mayoría del tiempo durante una lectura se invierte enfatizando los "aciertos" que el perfilador pudo obtener, y por otro lado drásticamente minimiza el tiempo para reconocer los "errores", el efecto general dará la impresión que el perfilador sabe más sobre el sujeto de lo que cualquier extraño ordinario podría saber.