Iridología

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar

La iridología es un supuesto método de diagnóstico de enfermedades mediante la inspección de los iris del ojo humano buscando marcas e imperfecciones. Cada parte del ojos supuestamente corresponde a una parte diferente del cuerpo, y una falla en alguna parte del iris debería corresponder a una enfermedad en esa parte del cuerpo. Entonces, por ejemplo, las enfermedades del hígado podrían ser localizadas en la posición de las 8:00 a la derecha del iris.

La iridología fue presentada al mundo en 1881 por un doctor húngaro llamado Ignatz von Peczely, en un libro titulado A Discovery in Natural History and Medical Science: a Guide to the Study and Diagnosis from the Eye.

Las afirmaciones originales de la iridología son suficientamente definidas para ser puestas a prueba, y ya se ha hecho. Es sencillo, simplemente se muestran a los iridólogos algunas fotografías de los ojos de varias personas, enfermas y sanas, y se procede a ver realmente qué tan capaces son de diagnosticar: no lo son en absoluto. Y lo más sorprendente de todo, es que ni entre ellos se ponen de acuerdo, a pesar que utilizan las mismas cartas oculares para sus diagnósticos.

La práctica común entre algunos iridólogos es de hacer afirmaciones lo más generalizadas posibles, por ejemplo:

"La iridología ... no precisa dolencias particulares [sino que] identifica debilidades o subactividad en el cuerpo de forma que puedan ser evitados problemas futuros. Por ejemplo, si el páncreas se ve con baja actividad, puede indicar una condición como la diabetes."

Como pueden ver, esto deja al iridólogo cubierto: él puede diagnosticar la diabetes como un futuro problema potencial, y puede aconsejar cómo puede ser evitad. Si, por alguna razón, el paciente se enferma de diabetes, eso probará que el diagnóstico del iridólogo fue correcto. Y si al paciente no le da diabetes, eso probará que los consejos del iridólogo funcionaron.

Además de la falta de evidencia y de los repetidos fallos de los iridólgos en las pruebas en que han participado, existe otro problema más con la iridología: los iridólogos están de acuerdo en que las marcas del iris cambia para reflejar los estados de salud. Sin embargo, el patrón del iris de una persona, al igual que sus huellas dactilares, permanece igual por toda su vida, por esta razón y al igual que las huellas dactilares, las marcas del iris pueden ser utilizadas como identificación biométrica.