Homeopatía

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar

La homeopatía (del griego homoios, ‘similar’ y pathos ‘sufrimiento’) es un controvertido sistema de medicina alternativa, que emplea remedios carentes de ingredientes químicamente activos. La teoría de la homeopatía fue desarrollada por el médico sajón Samuel Hahnemann (1755-1843), y se publicó en 1796. Tiene una amplia y creciente popularidad en las áreas en las que se practica, pero sus fundamentos empíricos y teóricos no son aceptados por ninguna organización científica o médica importante. El epistemólogo y filósofo de la ciencia Mario Bunge considera que la homeopatía, al igual que el psicoanálisis, es una pseudociencia.

Contenido

Fundamentos de la homeopatía

Dilución: Los homeópatas argumentan que entre más diluido esté el principio activo, la sustancia (o preparado homeopático) será más eficaz o potente, de ahí que al proceso de dilución se le llame potenciación. Los homeópatas recomiendan para enfermedades graves lo que se podría llamar un "número elevado" en la dilución, que vendría a ser máximo 200C, y para enfermedades menores (o personas que tomen homeopatía por primera ocasión) una dosis en 6C, o "número bajo". Generalmente los preparados homeopáticos están hechos a razón de diluciones 30C.

¿Qué es exactamente una dilución 200C, 6C o 30C? En la dilución 30C significa que una gota (o ml) de principio activo se diluyó en 99 gotas de agua, de esa sustancia se tomó una gota y se diluyo de nuevo, de esta sustancia se tomó una gota y se diluyó por tercera ocasión, la operación se repite hasta completar 30 diluciones. Por lo anterior se deduce que una dilución 6C y 200C significa que la sustancia fue diluida 6 y 200 veces respectivamente. Sólo como dato: La C (o a veces puesto como CH) significa 'Centesimal de Hahnemann'.

"Una preparación homeopática a 30C supone una dilución de uno entre 10030 o, por expresarlo de otro modo, 1060, es decir, un uno seguido de sesenta ceros. Para evitar malentendidos, estamos hablando de una dilución de uno entre 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000, o, parafraseando los términos de la Sociedad de Homeópatas, «una parte por millón de millones de millones de millones de millones de millones de millones de millones de millones de millones». Está claro que es «menos de una parte por millón de la sustancia original.

Para dotarnos de cierta perspectiva, sepan ustedes que en una piscina olímpica sólo hay unas 100.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 moléculas de agua en total. Ahora imagínense una esfera de agua con un diámetro de 150 millones de kilómetros (la distancia entre la Tierra y el Sol). Se tardan ocho minutos luz en recorrer esa distancia. Pues bien, piensen en una esfera de agua de ese tamaño con una sola molécula de otra sustancia en ella: eso es una dilución de 30C." 1

De lo anterior podemos predecir que una sustancia a 200C (aunque hay diluciones mayores) no contiene una sola molécula de principio activo, pero los homeópatas, como respuesta a esto, aducen que el agua tiene memoria. Como dato, se debe mencionar que a partir de 9C, según el número de Avogadro (que determina el número de moléculas de una sustancia), ya no existe soluto en la disolución, dicho de otro modo, ya no hay principio activo en el agua.

La memoria del agua: La memoria es una cualidad atribuida al agua para explicar las propiedades curativas de la homeopatía en respuesta a que, en diluciones muy altas (200C o más), la sustancia no contiene una sola molécula de principio activo. Esta cualidad del agua no ha sido demostrada jamás.

Los escépticos sobre la homeopatía arguyen que, en caso de que el agua tuviera memoria, el agua habría "registrado" o recordado todo por donde hubiera pasado, trayendo consigo más problemas que beneficios. Los homeópatas se defienden a esto alegando otro fundamento de la homeopatía: la sucusión.

La sucusión: La sucusión no es más que la agitación de la sustancia tras cada dilución. Los homeópatas dicen que para que el agua "recuerde" algo es necesaria la sucusión. Es por eso que, según los homeópatas, el agua no recuerda todo por donde ha pasado.

Estudios científicos

La homeopatía no ha demostrado, en estudios hechos al doble ciego, funcionar mejor que el efecto placebo. Para más información sobre los estudios véase "Estudios" en la sección de referencias en esta misma página.

Referencias

  • 1. Goldacre, Ben M., Bad Science, Fourth Estate, Reino Unido, 2008, 338 pp.

ISBN 978-0-00-724019-7

Sitios sobre homeopatía

Estudios