Fe

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar

La fe, como creencia ciega y compulsiva, cuando se opone a cualquier prueba lógica y exige conductas y comportamientos irracionales, es una debilidad de criterio de algunas personas, que las hace sumamente vulnerables a las manipulaciones de seres sin escrúpulos, bien desde exaltaciones religiosas, filosóficas, políticas o salutíferas. La fe irracional supone un gravísimo peligro para la Humanidad: los mayores crímenes de la historia, y suicidios colectivos, se han basado en el abuso de la fe ciega, acrítica, de miles o millones de personas, y han causado la muerte y los sufrimientos de generaciones completas, como ocurrió durante las persecuciones religiosas, o con el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.

La mayoría de las religiones consideran las historias descritas en sus libros sagrados como pruebas de la existencia de Dios. Para ellos «tener fe en Dios» significa conocer la existencia de Dios. La mayoría de los creyentes religiosos emplean el término «fe» para referirse a la afirmación de una creencia para la que no tienen ninguna evidencia.

En este sentido, la fe sería una «confianza ciega» sin evidencias ni argumentos lógicos. (Como decía Tertuliano: «Creo porque es absurdo».) Algunos creyentes dicen tener cierta evidencia y lógica que les lleva a creer que Dios existe. Según ellos no se tiene certeza de la veracidad de la fe hasta la prueba de esta fe. Esto es, una vez que la persona tiene fe, comienza a recibir pruebas intuitivas de que aquello en lo que cree es verdadero, no antes, lo cual le reafirma en su postura al tener un testimonio personal como prueba.

Muchos racionalistas religiosos y no creyentes tachan esas actitudes de irracionales. Bajo su punto de vista, no debería creerse en algo sin pruebas ni lógica.