Exorcismo

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar
"Si la ignorancia es la dicha, los perseguidores de demonios deben estar en el nirvana"

Un exorcismo es un rito religioso para sacar a Satán u otros espíritus malignos de una persona, cosa, o lugar poseídos. En tiempos antiguos, muchas culturas tenían tales ritos. Hoy, la Iglesia Católica Romana todavía cree en la posesión diabólica y sus sacerdotes todavía practican lo que es llamado como exorcismo real, un ritual de 27 páginas que involucra el uso de agua bendita, encantamientos, y varios rezos, incienso, reliquias, o símbolos Cristianos tales como la cruz, para sacar a los espíritus malignos. La Iglesia Católica tiene hoy al menos diez exorcistas oficiales en América (Cuneo). El Arzobispo de Calcuta, Henry Sebastian D'Souza, dice que ordenó a un sacerdote que realizara un exorcismo en la Madre Teresa poco antes de que muriera en 1997 porque él pensaba que estaba siendo atacada por el Diablo.

Raíces

La palabra exorcismo viene del griego ᾽εξορκισμόζ que hace referencia a conjurar. Otras palabras griegas de donde proviene su sentido pueden ser orkós (juramento, testigo de un juramento) y orkízo (hacer jurar) ya que el griego exorkismós no es común al griego clásico y su origen está en medios eclesiásticos. El exorcismo es un ritual o liturgia mediante el que se pretende expulsar o destruir a un ente sobrenatural que supuestamente ha tomado posesión o control de un objeto físico o ser vivo.

Estos entes, dependiendo de las creencias de los implicados, pueden ser demonios, espíritus malignos, brujos, etc. El objeto de la posesión puede ser una persona o animal, objetos e incluso lugares como pueblos o casas (poltergeist). La posesión puede ser total (el ente toma control de las funciones del poseído, puede moverse, hablar, etc, a través de la víctima) o parcial (en la que el ente utiliza al poseído para alguna actividad concreta, como los íncubos o súcubos, que los antiguos creían que mantenían relaciones sexuales con la víctima mientras ésta duerme).

El exorcismo está presente en la mayoría de las grandes religiones, incluyendo el cristianismo, el judaísmo y el islamismo.

El ritual de exorcismo más popular, el católico, incluye la repetición continua de oraciones y órdenes de expulsión, y el uso de objetos que puedan repeler al ente, en este caso un demonio, como crucifijos, agua bendita, reliquias, entre otros.

Crítica

Si no todas, sí la mayoría de las supuestas posesiones demoníacas de humanos probablemente involucran ya sea personas con padecimientos cerebrales que van desde epilepsia a esquizofrenia y síndrome de Tourette, o gente cuyos cerebros con más o menos saludables pero quienes son lo suficientemente desafortunados para dejarse engatusar en jugar un rol social con consecuencias no muy placenteras. En cualquier caso, el comportamiento del poseído se asemeja mucho a los comportamientos de aquellos con padecimientos electroquímicos, neura-químicos, u otros desórdenes físicos o emocionales.

Una versión secularizada de exorcismo es practicada por algunos terapeutas quienes se especializan en revelar y librar a sus pacientes de "entidades" las cuales, creen los terapeutas, son la causa de los problemas del paciente. Los terapeutas de liberación de entidades ( ver http://www.spiritweb.org/Spirit/three-faces-regression-therapy-baldwin.html ) se dedican a este trabajo aún cuando hay tanta evidencia sobre las "entidades" como la hay para los diablos exorcizados por sacerdotes Católicos y evangelistas Protestantes. Sin embargo, mucha gente se resiste mucho a la idea de que la posesión demoníaca es un mito, especialmente porque han visto o leído trabajos ficticios tales como El Exorcista, The Amityville Horror, Constantine, El Exoricmo de Emily Rose, etc. No pueden imaginar cómo puede alguien inventar esas cosas; aún así, parecería tomar mucha más imaginación para dar crédito a tales cuentos.

El verdadero peligro del exorcismo

Mucha gente teme a la posesión por demonios, pero los exorcistas mismos pueden causar gran daño.

El exorcismo ha causado un número de tragedias del mundo real a través de los años.

Ministros pentecostéces en San Francisco golpearon a una mujer hasta matarla en 1995, mientras trataban de expulsar a sus demonios.

En 1997, una mujer Cristiana Coreana fue pateada hasta la muerte en Glendale, California, y en la Sección del Bronx de la Ciudad de Nueva York, una niña de 5 años de edad murió después de haberla forzado a tragar una mezcla que contenía amoniaco y vinagre y haberle tapado la boca con cinta adhesiva.

En 1998, una niña de 17 años en Sayville, Nueva York, fue sofocada por su madre con una bolsa de plástico en un esfuerzo para destruir un demonio dentro de ella ( ver http://abcnews.go.com/sections/us/DailyNews/exorcism010911.html ).

En el 2001, Joanna Lee, una mujer de 37 años, fue estrangulada hasta morir en un exorcismo por un ministro de una iglesia Koreana trabajando en Nueva Zelandia. El ministro, Luke Lee, fue encontrado culpable de homicidio.