Creacionismo

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar

El creacionismo es la creencia, inspirada en dogmas religiosos, de que la Tierra y cada ser vivo que existe actualmente proviene de un acto de creación por un ser supernatural. De la misma manera, el diseño inteligente es considerado también una forma de creacionismo.

El Creacionismo no logra reunir las características de una teoría científica, y por ello, se considera una proposición pseudocientífica.

Contenido

Ideología del creacionismo

Los creacionistas posicionan su teoría en contra de los planteos de Charles Darwin, la teoría de la evolución biológica, y especialmente en contra de la evolución humana, además del origen científico de la vida. Por esto niegan todas las pruebas científicas (fósiles, geológicas, genéticas, Biología evolutiva, etc).

Mayoritariamente aceptan el cataclismo del Diluvio Universal y no entran a concretar de manera científica cómo aparecen todas las especies en un momento concreto sobre la Tierra, lo que les obligaría a introducir en la ecuación la intervención de Dios.

Al no basarse en evidencia científica, el creacionismo no está implementado prácticamente en los sistemas educativos de ningún país del mundo, con la excepción de algunos estados de Estados Unidos generalmente con alta extracción comprometida con la religión evangélica; sustituyendo a la teoría de Darwin en los libros de texto.

Creación de la tierra y los seres vivos

Ideología de la Tierra Joven

Algunos creacionistas creen que la Tierra es joven, indicando que el planeta tiene menos de 10.000 años, y generalmente creen que fue creada por Dios hace 6.000 años, tal como lo describe el Calendario de Ussher-Lightfoot. Así, las teorías científicas del Universo y la astronomía no están incluidas en esa ideología.

Según esta ideología, la Tierra estuvo en constante evolución y se mantuvo más de 5 billones de años en distintos períodos; como el creacionismo es una ideología independiente, algunas personas cree que la tierra es joven y que no tiene más de seis mil años de edad, esto es indicado también por la Biblia.

Existen tres grupos de seguidores o sectas del Creacionismo de la Tierra Joven:

1. Creacionismo de la Tierra Joven de la Pro-Evolución: Es el creacionismo que asegura que Dios dirigió una evolución singular de corto período hasta el sexto día de la creación, en la que después se sumó a la creación o al nacimiento de las primeras especies, a esa respuesta por el nombramiento joven.

2. Creacionismo de la Tierra Joven de la Anti-Evolución: Es el creacionismo que rechaza absolutamente la evolución de las especies y desconoce la evolución de la Tierra en todas sus formas.

3. Creacionismo de la Tierra Joven Ambiguo: Es el creacionismo que asegura que acepta la evolución de todos los seres vivientes, excepto la evolución de los seres humanos. Rechaza la teoría de la evolución de las especies de Charles Darwin así como el origen del hombre y el evolucionismo científico.

Ideología de la Tierra antigua

Otros creacionistas, en cambio, creen que creacionismo de la Tierra es antigua, es decir, podría tener millones o incluso miles de millones de años.

Existen diferentes grupos de seguidores o sectas del Creacionismo de la Tierra antigua:

1. Creacionismo de la restitución: Es el creacionismo que cree que la vida fue creada de inmediato en una Tierra antigua preexistente.

2. Creacionismo del día-era: Es el creacionismo que cree que la Tierra fue creada por Dios en seis días cósmicos, que son mucho más largos que los días terrestres (por ejemplo, cada día podría durar varios cientos de millones de años).

Según esta teoría, hace unos miles de años sucedió un cataclismo en el cual muchas de las especies desaparecieron al ascender el nivel del mar varios cientos de metros. Esto explicaría la aparición de fósiles en distintos niveles de terreno, ya que los cadáveres más pesados, como los de los dinosaurios, se habrían hundido más en el gran cenagal resultante tras la retirada de las aguas. Otra explicación es que las especies más pequeñas, como los roedores, pudieron resguardarse en la copa de los árboles y los humanos sobrevivieron en la cima de montañas.

Véase También

Enlaces externos