Chupacabras

De Esceptipedia
Saltar a: navegación, buscar
Cadáver de un supuesto chupacabras capturado en Texas.
"Es como tratar de resolver un acertijo con otro. No sabemos que es un chupacabras. Hay algo que está matando a los animales pero no sabemos lo que es. Lo llamamos chupacabras, ¿y eso que es?, tampoco lo sabemos; muy bien, pues vuelta a la primera casilla" Ben Radford.

El chupacabras es un críptido carnívoro originario de Puerto Rico. Esta criatura se ha vuelto el monstruo favorito y más famoso de Latinoamérica, superando en popularidad por mucho a otros monstruos latinos como el mapinguari o el nahuelito.


Contenido

Origen del mito

Aunque algunos investigadores aseguran que el chupacabras lleva un largo tiempo entre nosotros, lo cierto es que el "avistamiento" más viejo registrado de un chupacabras data de 1995; en aquel entonces los periódicos de Puerto Rico informaron que habían tenido lugar una serie de extrañas matanzas de una variedad de animales que incluían aves, caballos y especialmente cabras. Las muertes ocurrieron alrededor del pueblo de Moca y los lugareños creyeron que el responsable había sido una criatura mítica de la región llamada el vampiro de Moca.

Luego de un período de seis meses, la masacre se hizo más extensa causando histeria masiva. Los investigadores acuñaron el término “chupacabras” asociando el nombre a las principales víctimas y a las heridas punzantes y la pérdida de sangre que estas presentaban. Los informes de las actividades del chupacabras comenzaron entonces a diseminarse por toda América: se reportaron avistamientos en Chile, Guatemala, Brasil, México y otros países latinoamericanos. En años recientes extrañas matanzas en EEUU, junto con avistamientos de criaturas lampiñas similares a perros han hecho que las personas crean que el chupacabras llegó a Norteamérica. En España, China y Ucrania también se reportó el hallazgo de cadáveres y animales lampiños que se identificaron con el chupacabras.


Descripción física

El monstruo de la película Specie pudo haber originado la descripción inventada por el primer testigo visual del chupacabras

A diferencia de otras criaturas del mundo de la criptozoología, la forma de saber que el chupacabras se encuentra cerca es con una gran matanza de ganado.

Los testigos no se ponen de acuerdo a su figura. Tradicionalmente se le describe como una criatura de 1-1.20m de alto, piel verde o marrón, con grandes garras, dientes de vampiro, púas en la espalda, bípeda (en ocasiones cuadrúpedo), con alas de murciélago (en veces) y ojos rojos. Benjamin Radford, editor de Skeptical Inquierer Magazine y autor del libro Tracking the Chupacabra (University of New Mexico Press,2011), dice que la figura tradicional del chupacabras se inspiró en el monstruo de la película de 1995 Specie. Radford entrevistó a la primer testigo ocular del chupacabras, Madelyne Tolentino, quien había dado su testimonio a un periódico puertorriqueño; al parecer, Tolentino había visto Specie unas cuantas semanas antes de describir al supuesto monstruo. Tolentino confesó que tal vez, la película pudo haber influenciado su testimonio.

El parecido del chupacabras al monstruo de la película parece evidente. Radford descarta los avistamientos posteriores que reportan la descripción de Tolentino; pues solo son testimonios falsos influenciados en el monstruo Hollywoodense de Tolentino, no en una criatura realmente avistada.

Cadáveres del chupacabras

Conforme pasaron los años y el fenómeno se hizo internacional los ufólogos y los medios de comunicación (sensacionalistas principalmente) comenzaron a especular sobre el supuesto origen de la misteriosa bestia: una de las teorías mas populares afirma que se trata de un extraterrestre que fue posiblemente abandonado en este planeta. También se ha dicho que se trata de un experimento fallido del gobierno de EEUU de hibridación. Experimento que este gobierno estaba llevando a cabo, supuestamente, en Puerto Rico. Esta teoría conspiracionista argumenta que el chupacabras es solo uno de cientos de experimentos que EEUU ha estado llevando a cabo de manera clandestina en esta isla. Algunos más afirman que se trata de un ser de otra dimensión que quedó atrapado en la nuestra. Se ha dicho que puede tratarse de una criatura prehistórica; e incluso se ha afirmado que es un demonio enviado desde el infierno para hacer saber que el apocalipsis está cerca.

Según un artículo publicado en UFO Magazine en marzo de 1996, en los últimos años se han producido más de 2,000 casos de mutilaciones de ganado tan solo en Puerto Rico atribuibles al chupacabras. Las muertes de gallos, patos, conejos, caballos y cabras entre otros, presentan una forma de asesinato diferente (según la revista) a cualquier especie clasificada por la ciencia. De acuerdo a los medios de comunicación todas las supuestas víctimas del chupacabras presentan uno o dos agujeros en el cuello o en alguna otra parte del cuerpo; no muestran señales de lucha y se les ha extraído la sangre por completo. En algunos casos a las víctimas les faltan órganos.

Los análisis de ADN demuestran que el "chupacabras de Texas" no era otra cosa más que un coyote.

Aparentemente, los animales no presentan resistencia hacia su atacante, lo que ha hecho pensar a algunos ufólogos y criptozoólogos, que la criatura los paraliza de alguna forma, quizás (según un grupo) con infrasonido; Se sabe que el infrasonido es usado por algunos depredadores tales como el tigre. El infrasonido paraliza a la presa por unos segundos, dándoles oportunidad al tigre de atraparla; de modo que, ¿el chupacabras puede usar algo por el estilo para capturar a su presa? Esta es una cuestión sin sentido ya que no se trata más que de una hipótesis ad hoc.

En Nicaragua en 1995 se informó que se había encontrado un chupacabras muerto. El cadáver fue examinado por científicos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Después de examinar el cadáver que desde el principio les pareció muy familiar, la Universidad concluyó que el cadáver era de un perro [1]. Ante esto, la población comenzó a especular y se decía que el verdadero cuerpo había sido escondido para ocultar la verdad detrás de esta criatura. Los científicos de esta universidad incluso recibieron amenazas de muerte por su "complicidad" con el gobierno para "ocultar la verdad". Nadie quería escuchar que el cuerpo mítico chupacabras se trataba solo de un chihuahua.

Mas allá de este incidente en 2004 se presentarían nuevas “pruebas” de la existencia de este ser. Unos campesinos del estado de Texas mataron a tiros a una extraña criatura. Después de varios días que las granjas de este lugar habían sido el blanco de un depredador, por fin dieron con la criatura. El animal era del tamaño de un perro con una piel bastante extraña de un color grisáceo, sin pelo y con grandes colmillos.

En 2007 el equipo de investigación convocado por el programa Monsterquest de The History Channel investigó y analizó muestras de pelo y de piel de la extraña criatura.

Los laboratorios llegaron a una conclusión: el animal misterioso pertenecía a la familia de los cánidos, posiblemente un coyote [2]. La razón de su extraña piel era que presentaba un caso severo de sarna. La sarna es una infección cutánea producida por el parásito (acaro) de la sarna que excava “túneles” bajo las capas superficiales de la piel irritándola con sus eses fecales. Esta enfermedad se presenta normalmente en lobos, coyotes y perros salvajes o callejeros.

En diversos lugares se avistaron y capturaron criaturas similares que los médios de comunicación y los pobladores no tardaron en llamarlos chupacabras [3] [4] [5] [6]. En todos los casos la conclusión fue la misma: se trataba de animales con sarna, mapaches, perros, lobos y coyotes con casos severos de sarna. No eran extraterrestres ni de experimentos gubernamentales.

El chupacabras en la cultura popular

El chupacabras pasó de ser el vampiro de un pueblo a un fenómeno internacional. Hoy en día es todo un ícono de los fenómenos paranormales de la cultura pop de nuestro tiempo. Tan famoso como Pie Grande o el Monstruo del Lago Ness. Se ha convertido en un sueño para la mercadotecnia, con camisetas, juguetes y hasta la producción de una canción.

El chupacabras, recuerda siempre a otra criatura muy temida por mucho tiempo: el vampiro. Las leyendas de vampiros han sido contadas desde épocas ancestrales y durante la era moderna, en el siglo XIX, hubo una ola de ataques de vampiros. Sin embargo, el mito del vampiro ha servido para explicar fenómenos que el humano –en su momento- no podía explicar ni comprender. De modo que durante el siglo XIX, el vampiro sirvió para explicar la aterradora epidemia de tuberculosis que en ese entonces era científicamente inexplicable. ¿Es posible que la leyenda del chupacabras, sirva para explicar algo natural que está pasando en las granjas?

Para los que creen en el chupacabras como una criatura desconocida auténtica, la pista más contundente de que éste es real son las misteriosas matanzas. Los animales totalmente desangrados y sin rastros de lucha. Las oficinas del gobierno de Puerto Rico recibieron tantas llamadas de supuestos ataques de la criatura que las autoridades se asignaron un código especial para estos casos: 10-600 [7]. Las teorías principales apuntaban a los perros salvajes de la isla o a los monos resus; estos últimos se habían escapado en los años 80 de su zona de crianza, diversificándose por toda la isla. Sin embargo la prensa del lugar dejó atrás las explicaciones naturales para referirse a un fenómeno sobrenatural con un nombre que poco se puede olvidar: el chupacabras. Durante esta época en que la histeria estaba en su máxima plenitud, los bosques y pantanos se llenaron de cazadores en busca de la escurridiza bestia.


Explicación a la matanza

Radford.jpg

El veterinario David Morales del departamento de agricultura en Canóvanas, Puerto Rico, comenzó a investigar a las enigmáticas muertes. Morales examinaba los animales mutilados que llegaban al departamento, las supuestas víctimas del chupacabras. Morales asegura que “llegaban 10, 20 animales diarios [víctimas del chupacabras] para hacerles necropsias, para abrirlos, determinar la causa de la muerte”. Morales, es el hombre que más tiempo pasó en examinar a las supuestas víctimas del chupacabras y tras haber realizado mas de 300 autopsias a los animales, llegó a la conclusión que los medios de comunicación se habían equivocado o posiblemente exagerado las historias de las mutilaciones. A los animales no se les había extraído la sangre y sí había muestras de lucha [8]. “Era algo fuerte lo que los atacaba, los mordía, los apretaba, se veían fracturas en las costillas en algunos casos” dice el experto.

De modo que los posibles asesinos eran depredadores naturales. Y justamente cuando en Puerto Rico la euforia y la histeria del chupacabras parecían terminar, los medios de comunicación lo habían convertido en un fenómeno mundial, apareciendo en casi toda Latinoamérica para después llegar a los Estados Unidos. Fue entonces cuando apareció el supuesto esqueleto del chupacabras y después las criaturas extrañas asesinadas en EEUU.

Entonces ¿por qué las personas siguen creyendo en el chupacabras a pesar de que no existen pruebas que demuestren su existencia? Ben Radford tiene una respuesta: "en parte lo que ocurre es que la gente al culpar al chupacabras, se quita de enzima su propia responsabilidad. Si soy un ganadero y algo está atacando a mis animales puedo decir, ‘soy víctima del chupacabras y no puedo hacer nada’, en lugar de ponerse a pensar si puede tratarse de una enfermedad o de que los causantes sean perros salvajes o algún otro tipo de depredadores".

El Dr. Daniel Altshuler de la Sociedad de Escépticos de Puerto Rico y uno de los trabajadores del telescopio de Arecibo en Puerto Rico, opina al respecto que "al ser humano siempre le han encantado las historias sobre monstruos, pero faltan pruebas como en tantos otros mitos. Circulan muchas historias sobre el chupacabras pero es algo anecdótico".

Agrega además como una advertencia a los peligros de la irracionalidad que “en el caso de algo como el chupacabras, por divertido que sea, el problema es que lleva a la gente a confundir realidad y ficción; los hechos y la ficción. Una explicación que no es una explicación es peligrosa porque hace que la gente no indague sobre lo que está pasando realmente”.

Y es que cuando se habla del chupacabras la gente suele mezclar la realidad con la ficción, sin buscar alguna explicación razonable. Ben Radford afirma que no es necesario buscar una explicación sobrenatural como lo es el chupacabras, pues en cuanto a mutilaciones de ganado se trata, la ciencia tiene muchas explicaciones más simples. Entre estas explicaciones incluyen perros, coyotes, monos resus –en Puerto Rico-, e incluso algunos depredadores como los felinos grandes que pueden o no ser causantes de algunas mutilaciones. También se ha llegado a afirmar que algunas matanzas pueden deberse al ser humano, ya sea para sacrificar a los animales en algún tipo de secta o por simple diversión.

Ante todo y a pesar de las explicaciones de los escépticos, la prensa amarillista continúa divulgando supuestos casos de ataques del chupacabras, haciendo que la leyenda continúe viva. Aunque el chupacabras no resultó ser más que una combinación de histeria colectiva, depredadores de ganado y amarillismo informativo, algunas personas aun creen que el chupacabras es de otro mundo. Sin embargo si los extraterrestres, se supone, son capaces de viajar en lo infinito del espacio ¿llegan aquí a matar ganado para asustar a algunos campesinos? La hipótesis extraterrestre, además de carecer de sentido también es innecesaria.

Véase también

Referencias

1.Controversy Rages Over Alleged Body of Chupacabra Found in Nicaragua.

2.Tests end Texan goat-sucker stir.

3.Hairless raccoon causes stir in Claremore.

4.Unknown Beast Raids Chicken Coop.

5.El Chupacabra photos in Ypsilanti Township? Expert says mangy dog.

6.Was El Chupacabra Spied in Texas?

7.Revelaciones El Chupacabras.

8. Radfor, Benjamin; Tracking the Chupacabra, University of New Mexico Press, 2011.

Enlaces externos